BLOG - Emprender

La creatividad no es una ciencia: se puede potenciar

¡Compártelo!

wallpaper724965

Emprender no es únicamente cuestión de  iniciativa y osadía, también tiene mucho de creatividad. El éxito de un negocio depende en gran parte de la diferencia que marques con respecto a tus competidores. Y en este aspecto el ingenio, la imaginación y la agudeza son esenciales. Pero… ¿todo el mundo tiene la capacidad de ser creativo? La respuesta es sí.

Todos nacemos con una capacidad creativa que luego puede ser estimulada o no. Así, existen muchas técnicas para aumentar y desarrollar la capacidad creativa en tu equipo.

Una de ellas, es el braimstorming. Esta técnica fue diseñada por Alex Osborn antes de la segunda guerra mundial y tal y como explica el libro Técnicas de creatividad, de Bernard Demory, consiste en dos acciones diferenciadas:

1. Búsqueda de ideas. En esta primera fase los juicios no tienen cabida. Simplemente limítate a anotar en un papel todas aquellas ideas que pasen por tu cabeza. La censura o autocensura están totalmente prohibidas en esta fase y la imaginación más disparatada es bien recibida. Se buscan el máximo de ideas, y es que existen más posibilidades de lograr una buena idea sobre 50 emitidas, que cuando no se tienen más que dos. Es recomendable reflejar en un tablero o pizarra cada idea individual para que el resto  del grupo pueda tenerlas presentes.

2. Crítica y evaluación. En esta segunda fase la participación es clave. Está permitido jugar con las ideas, relacionarlas, deformarlas o retomarlas para producir una idea B. De este ‘delirio’ creativo pueden surgir verdaderas fórmulas de éxito para tu estrategia de marketing, comunicación, etc.

Como esta, son cientos los procedimientos, tanto individuales como en grupo, a los que puedes recurrir para encontrar ese halo de creación. En Neuronilla.com encontrarás técnicas para la innovación de todo tipo. Un compendio de imaginación que podrás aplicar para sacar el máximo partido a tu negocio. Se demandas ideas, ahora más que nunca, por ello no debemos dejar de lado la posibilidad de estimularla. En este video encontrarás 29 maneras de mantenerte creativo a nivel personal:

Sin embargo, la creatividad no solo se basa en técnicas y métodos fruto de unos pocos iluminados. La creatividad depende también de una actitud. El positivismo, la curiosidad, la ausencia de temor para imaginar… son también importantes para impulsar esa faceta creativa que cada individuo puede potenciar. Por ello, los ambientes de trabajo relajados, con buen ‘feeling’ y flexibilidad ofrecerán a un equipo mayores oportunidades y libertad para desarrollar esa anhelada invención.

Pero atención. Emprender siendo creativo es efectivo y enriquecedor, pero manteniendo una conciencia empresarial lo es aún más. La fantasía sin límites no siempre es aplicable a una estrategia de negocio coherente. Tras esta evasión deben haber objetivos y pautas para conseguirlos. Y es que tal y como afirma Marcos de Quinto, Presidente de Coca-Cola España, referente del marketing creativo en todo el mundo, “…la creatividad sin sólidos números detrás es frivolidad. Nosotros procuramos aplicar mucho rigor en todas nuestras ideas locas, y si a la locura le metes un control extremo en los números, al final haces cosas imprevisibles, pero desde el punto de vista del negocio no tan arriesgadas como puede parecer”.

En fin, que la creatividad no es ninguna ciencia, sino más bien una capacidad aprovechable. Saber explotarla es una necesidad y aprender a combinarla con una oportuna maniobra empresarial, es la fórmula, quizás más secreta que la de la propia Coca-Cola…