BLOG - Noticias

Cómo soportar el estrés laboral de fin de año

¡Compártelo!

keep calm

Con el final del año a la vuelta de la esquina y el comienzo de otro nuevo, el trabajo en la oficina se acumula. Las prisas, estrés y agobio por dejar todos los asuntos pendientes y las cuentas y tareas para el nuevo año cerradas, generan un ambiente  difícil de soportar en ocasiones. Además está el entusiasmo por disfrutar de las vacaciones, y de celebrarlo en familia y amigos sin dilemas mentales que vayan más allá del comer o no un polvorón de más.

Si te encuentras con que  tus compañeros de trabajo o incluso tú mismo estás durante estos días de un tono ligeramente azul, irritable o susceptible, no te agobies. Hay trucos y formas para no angustiarse innecesariamente con el trabajo en esta época. El coach y profesor de gestión del estrés, Bill Scheinman, ofrece algunas claves en la revista digital Entrepreneur:

Tómate 30 minutos de desconexión al día. Dedicar un mínimo de media hora diaria a la simple y sencilla ‘vida contemplativa’ es lo más sano que existe. Sentarse tranquilamente y liberar la mente de cualquier quebradero o tarea pendiente es la clave para retomar nuestras funciones con mayor ánimo y serenidad.

Muévete. Una caminata de 15-20 minutos diaria es excelente para liberar el estrés. Muchos estudios, incluido el reporte de febrero de 2011 del Harvard Medical School han encontrado una relación directa entre  el ejercicio y la reducción del estrés. Si estás sintiendo que la presión te contamina, cálzate unas zapatillas y sal a la calle a liberar tensiones.

Después del uno, va el dos. Focaliza y céntrate en una sola tarea. Cuando acabes, continúas con la siguiente. “Tómate 15 minutos para comer sin hacer nada más que eso” dice Scheinman, “esto te permitirá concederte a ti mismo un poco de paz y tranquilidad”. Y es que esto de comer sobre la mesa de la oficina, con una mano en el bocadillo de chorizo y la otra sobre el teclado, desde luego que no es nada sano.

Es importante también que percibas si tu equipo está experimentando el estrés de la temporada y que les ayudes a descomprimir. Si notas que uno de tus empleados está triste o inusualmente irritable, o incluso que está descentrándose de los objetivos y cometiendo errores, esta puede ser una señal de ansiedad o depresión. Compartir con tu equipo estos truquillos para no caer en el estrés global puede ser bueno para que ellos también sepan evitarlo.

 

[Puedes leer el artículo original en este enlace]